Conmemoran sismos con música y espectáculo multidisciplinario

La explanada del máximo recinto cultural del país se inundó de música y de cuerpos en movimiento, en conmemoración de los sismos ocurridos el 19 de septiembre de 1985 y 2017, en un espectáculo conmovedor y a la vez alentador, que puso muy en alto la solidaridad y resiliencia de todos los mexicanos.

CDMX a 21 de Septiembre de 2018.- La explanada del máximo recinto cultural del país se inundó de música y de cuerpos en movimiento, en conmemoración de los sismos ocurridos el 19 de septiembre de 1985 y 2017, en un espectáculo conmovedor y a la vez alentador, que puso muy en alto la solidaridad y resiliencia de todos los mexicanos.

Fue en punto de las 14:00, cuando La Orquesta de Alientos y el Coro del Conservatorio Nacional de Música (CNM), ofrecieron el estreno mundial de la obra Aniversario del sismo de 2017 para banda sinfónica y coro, que creada por David Rodríguez de la Peña, está compuesta por una base armónica de “Lacrimosa” del Réquiem de Mozart; las fanfarrias, para el hombre común y una sociedad, cuya solidaridad se convirtió en un acto de heroísmo, y una parte melódica de corte nacionalista.

Patricio Méndez Garrido, Director la Orquesta de Alientos del CNM, destacó en la obra “la constancia de la música repetitiva que hace alusión al constante renacer y a los ciclos de la vida, reflejando un poco lo que ha sucedido”, además se congratuló por la participación de distintos grupos artísticos para “conmemorar el terrible acontecimiento, pero sobre todo, demostrando que estamos vivos y que la vida continúa a pesar de todos los dramas que podemos pasar”.

Junto con la nueva obra de la autoría del Director del CNM, 170 alumnos de la Escuela Nacional de Danza Nellie y Gloria Campobello, tomaron la explanada Ángela Peralta para presentar la intervención coreográfica S19, de Lydia Romero, en un acción performática masiva, consistente en una formación de gran formato que se pudo apreciar desde lugares como el edificio de La Nacional y la Torre Latinoamericana.

Los jóvenes en comunión con la música de Rodríguez de la Peña, desarrollaron, a través de secuencias de movimientos, cayendo uno sobre otro en efecto dominó, grecas prehispánicas y una espiral que simboliza el movimiento continuo, para luego formar las fechas a conmemorar y al final la palabra México, ya ataviados con los colores patrios.

El programa conmemorativo, realizado a solicitud de la Secretaría de Cultura, se vio complementado con el espectáculo multidisciplinario Elegía del Retorno, proyecto que busca integrar a nuestra memoria colectiva la fragilidad de nuestra ciudad ante la fuerza de la naturaleza y al mismo tiempo valorar la solidaridad que nos ha caracterizado y sacado adelante en momentos tan difíciles como los recordados la tarde de este jueves.

“Este es un festejo a la capacidad que tenemos los seres humanos de levantarse y por supuesto las escuelas profesionales del INBA nos sentimos muy contentos de participar”, comentó Sergio Rommel Alfonso Guzmán, Subdirector General de Educación e Investigación Artísticas del INBA, cuyas Escuelas de Iniciación Artísticas protagonizaron esta segunda parte de la presentación.

Elegía del Retorno es un acto poético coreográfico de la profesora Diana Ruth Zamora, inspirado en la obra de José Emilio Pacheco,  en el que participaron alumnos de teatro y danza contemporánea de la Escuela de Iniciación Artística Nº1, con la cantante Samanta Solano Ramírez, alumna del taller de inclusión de la Escuela de Iniciación Artística Nº 4, quien interpretó La Llorona, mientras tocaba el piano.

También la participaron los alumnos del taller piano para todos del CNM, quienes acompañados por el conjunto Instrumental de Djembés, crearon ritmos tribales que se unieron al conjunto coral de la Escuela de Iniciación Artística N° 4.

Esta participación tiene como antecedente la conformación de las Brigadas INBA, luego del sismo de 2017. “Mientras se hacía la revisión de los 29 recintos educativos que tiene el Instituto en la Ciudad de México, los jóvenes estudiantes tuvieron la iniciativa de visitar albergues para llevar música, danza y teatro, alegrando a las familias en infortunio con un poco de su arte”, reconoció Alfonso Guzmán, quien se mostró entusiasmado en sumarse al tributo a quienes perdieron sus vidas y sus pertenencias a un año de distancia.

La presentación, en la que participaron cerca de 250 artistas, entre bailarines, músicos y cantantes, en su mayoría muy jóvenes, se ofreció en dos ocasiones, para el asombro y deleite de las personas que todos los días pasan por la explanada del Palacio de Bellas Artes.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *