La vigilancia de los puntos de control en las carreteras mexicanas deben dejar de ser de sur a norte, para darse de norte a sur y así evitar el trasiego de armas de Estados Unidos hacia el interior de nuestro país, afirmó el presidente de la Junta de Coordinación Política de la Cámara de Diputados, Marko Cortés Mendoza.

 

Es frecuente observar en las carreteras federales los puestos de control de revisión vehicular apostados en dirección sur-norte, sin embargo, con autocrítica hay que reconocer laexistencia del trasiego de armas por las diversas aduanas y cruces de paso a lo largo de los 3 mil 152 kilómetros de frente común y, por lo tanto, en beneficio de nuestro país es plenamente justificable que la inspección cambie de dirección para ser de norte a sur.

 

Cortés Mendoza expuso que en este momento el tema migratorio es el pretexto del presidente Donald Trump para militarizar la frontera con la Guardia Civil, una acción totalmente lamentable y hostil, sin embargo, la distribución de armas y cartuchos a los grupos delincuenciales de diferentes regiones de nuestro país debe ser considerada en la agenda de discusiones.

 

El Centro de Estudios Sociales y de Opinión Pública (CESOP) de la Cámara de Diputados reporta que en nuestro país sólo se confisca el 14 por ciento de las 252 mil armas que cruzan ilegalmente por la frontera norte, pero esto tiene una explicación, por todos es conocido que el armamento ilegal proviene de Estados Unidos porque ahí se puedan conseguir con gran facilidad y más baratas que en cualquier otro país del mundo.

 

Lo anterior se fundamente por un conjunto de leyes muy blandas en materia de armas, que permiten que Estados Unidos sea el único país en elmundo donde cualquier persona que no haya sido juzgada y condenada como un criminal, puede comprar grandes cantidades de armas y municionesrecién salidas de fábrica a precios muy bajos, establece el estudio del organismo de la Cámara de Diputados.

 

“El uso de armas en la sociedad no es solamente una preocupación nuestra, también entre los jóvenes estadounidenses ha habido manifestaciones en las calles de Washington y otras ciudades porque están cansados de los tiroteos y matanzas en escuelas, para exigir la adopción de controles más rígidos de acceso a las armas de fuego”, precisó.

 

Como una medida para controlar la inseguridad y violencia en nuestro país es que se propone cambiar en dirección norte-sur los puntos de inspección carretera, donde nuestra prioridad sea vigilar lo que entra a México y no lo que sale a los Estados Unidos, donde las autoridades mexicanas no solamente exijan que el visitante y el connacional paguen los impuestos correspondientes por el ingreso de los productos de importación en general, por ello el próximo gobierno deberá reforzar nuestras aduanas con los EUA para que se esmeren en la revisión que hasta ahora no ha evitado el tráfico ilegal de armamento hacia el territorio nacional.

 

“Se estima que el 80 por ciento de las armas que son usadas en México, provienen de Estados Unidos, un país que tradicionalmente ha mantenido una política de portación de armas, que sin duda respetamos, pero se le ha salido de las manos”, subrayó el líder de la bancada panista.

 

“Por eso nosotros concluimos que, en lugar de recurrir a medidas hostiles y violentas, como la militarización de la frontera y la insistencia constante de construir un Muro Fronterizo, el gobierno de Estados Unidos debe detener el tráfico de armas a México”, finalizó Cortés Mendoza.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: